sábado, 7 de junio de 2008

Discurso Expositivo

El discurso expositivo

1.- Concepto

El discurso expositivo se caracteriza por su finalidad: informar al receptor. Por lo tanto, gracias a él se intercambia información. Este tipo de discurso aparece, por ejemplo, cuando un compañero te dice que le expliques, por favor, la última clase de historia porque no entendió nada y tú le das la información necesaria.

2.- La situación de enunciación del discurso expositivo

La situación de enunciación de los discursos expositivos es particular porque el emisor es un sujeto que conoce el tema, mientras que el receptor debe ser informado sobre ese contenido. En este sentido, la relación entre ambos participantes es de asimetría (desigualdad), ya que el hablante maneja más información que el oyente acerca del asunto abordado. Piensa de nuevo en ese amigo que te pide que le expongas la clase de historia. Evidentemente, tú estás en una relación de desigualdad con él porque tú sabes algo que él necesita conocer.

Generalmente, la situación comunicativa donde se emplea este tipo de discurso es formal. Por ejemplo, cuando tienes que realizar una disertación frente a tu profesor(a) y a tus compañeros(as) existen ciertos elementos que tú consideras importante: tu vestimenta, el lenguaje que usarás, las posturas corporales, los apoyos visuales, etc. Todos estos aspectos se relacionan con el hecho de que se trata de una situación formal (ver lenguaje formal e informal en Módulo 1).

3.- Formas básicas del discurso expositivo:

El discurso expositivo está compuesto por formas básicas. A continuación te presentamos las principales:

a) Definición: se refiere a los rasgos esenciales de los objetos y seres vivos. La definición responde a la pregunta “¿qué es?”.

Por ejemplo: Gato es un animal, felino y doméstico. La definición es una proposición que expone con claridad los rasgos generales de una cosa, animal, etc. Al definir no nos fijamos en las características de un objeto en particular (cómo es mi gato Silvestre) sino en los conceptos o ideas que lo definen: ¿qué es un gato?

Ejemplo:

"Alegría: Sentimiento que produce en alguien un suceso favorable o la obtención de algo que deseaba o que satisface sus sentimientos o afectos."

El ejemplo anterior corresponde a una definición que proviene de ciertos textos modélicos desde el punto de vista expositivo: enciclopedias y los diccionarios.

b) Descripción: implica los elementos distintivos que permiten identificar un objeto o ser vivo específico. La descripción responde a la pregunta “¿cómo es?”. Por ejemplo: Mi gato es negro y pequeño, tiene unas manchas blancas en las patas delanteras.

Algunos ejemplos de tipos de textos asociados a esta forma del discurso expositivo son los artículos de divulgación científica, algunos fragmentos de las autobiografías (se describe el pueblo donde una persona nació, etc.), los informes especializados (tal como un informe sobre el ingreso de los jóvenes chilenos al mundo laboral) y las informaciones de prensa.

A continuación, otro ejemplo de descripción, esta vez presente en un aviso publicitario: "Jeep Cherokee, con motor de 2.5 lts, 150 caballos de fuerza, transmisión manual de 6 velocidades, doble air bag, frenos de disco en las 4 ruedas, con ABS y aire acondicionado, en modelo deportivo: $ 13.490.000"

c) Caracterización: entrega información sobre los rasgos de personas, personajes o figuras personalizadas. La caracterización, además, suele incorporar la presencia de marcas de subjetividad. Por lo tanto, el emisor, al referirse a estos sujetos, emite un juicio acerca de ellos. En consecuencia, la caracterización respondería a la pregunta “¿cómo lo veo?” o “¿cómo me parece a mí que es?”.

Por ejemplo: Mi tía es una mujer de unos 40 años, delgada y morena. Me gusta porque es muy alegre. Al leer el enunciado "Me gusta porque es muy alegre" comprendemos de inmediato que estamos frente a una caracterización: se habla de una persona, pero también se opina, desde la perspectiva subjetiva del emisor, quien concluye que la mujer de la que habla es una persona alegre, de acuerdo a sus apreciaciones y, además, señala que le gusta.

De esta manera, encontramos caracterizaciones en textos literarios (por ejemplo, en relatos épicos, novelas y cuentos, cuando se cuentan detalles de la personalidad o se refiere el carácter de alguno de los personajes), o en textos no literarios (semblanzas de un personaje de interés público, como un actor de cine o un político). El hecho de que se pueda caracterizar a seres no humanos que cumplan el rol de personajes nos permite pensar en las fábulas, por ejemplo, ya que en ellas los que hablan y actúan son animales, asociados a características humanas.

El siguiente es otro ejemplo de caracterización:

"Como buen Sagitario, Nicolás es el centauro alegre y optimista que avanza a paso firme en una vida llena de obstáculos. Expansivo; en este caso, además de apuesto y seductor."

d) Narración: consiste en relatar hechos o situaciones que suceden en una secuencia. La narración, habitualmente, responde a la pregunta “¿cómo sucede o sucedió?”, “¿qué pasó?”, etc.

Por ejemplo: Primero preparé el trabajo de historia, después me puse a estudiar matemáticas, finalmente pude descansar viendo una película.

Esta forma del discurso expositivo establece un orden temporal de los acontecimientos que explican e informan acerca de un fenómeno.

Pese a que el discurso narrativo suele predominar en textos no literarios (como la noticia, la crónica periodística o las recetas de cocina), en los que importa mucho la disposición de los acontecimientos o acciones, no debemos olvidar que también ciertos textos literarios (como el diario íntimo) pueden contener, en algunos momentos, discursos narrativos, combinados con otras formas expositivas. Es el caso cuando se cuentan acciones en un orden temporal (ver, por ejemplo, el caso de Crónica de una muerte anunciada, de García Márquez, en la que los hechos se relatan desordenadamente, pero uno seguido de otro). Lo más importante es distinguir, dentro de la narración, la secuencia de acciones.

Un ejemplo de narración en una crónica periodística es el siguiente:

"Como todas las mañanas, un martes de fines del año pasado, la joven de quince años caminó las cuatro cuadras de distancia que había entre su casa y el colegio y pasó las primeras horas de clase esperando el ansiado y componedor recreo de las 10:30. Apenas sonó la campana, corrió a comprarse una bebida y un brownie, para regresar a reunirse con sus compañeras. Como tenía las manos ocupadas, empujó con un movimiento de caderas una puerta batiente de vidrio que le impedía el paso, pero el cristal cayó mortalmente sobre ella, cortando la arteria femoral de su pierna izquierda".

Este fragmento nos muestra una secuencia de acciones en un periodo de tiempo; esta secuencia se hace explícita a través del uso de verbos (los indicados con negrita en el texto).

4.- Organización textual

Además de estas 4 formas básicas de la exposición, la información se organiza, dispone y explica comprensiblemente para el receptor. Asimismo, estos esquemas de organización de la información son útiles también para los ejercicios de Plan de Redacción que aparecen en la PSU.

Las formas de organización del contenido de los discursos expositivos pueden clasificarse, en términos generales, según los siguientes esquemas:

a) Secuencia Temporal: se organizan los eventos que se informan en una sucesión o serie que se rige por un orden que puede ser cronológico, cíclico u otro que permite entender la ubicación de los eventos en el tiempo.

Ejemplos:

1. "Uno de los primeros astrónomos ingleses Sir John, observó la luna desde su telescopio y creyó descubrir cosas asombrosas: campos, montañas, lagos, etc. Poco después, se descubrió con mejores telescopios una imagen más exacta de la luna. Más tarde, los primeros astronautas norteamericanos (Borman, Lovel y Anders) que rodearon la luna observaron su superficie".

2. “Antes de preparar el guiso, se debe cocer la carne con las especies, para después darles un hervor con las verduras.”

Es importante tener claro en este tipo de estructuración el rol que cumplen los mecanismos de cohesión textual (conectores, básicamente), pues permiten ubicar con claridad los acontecimientos o acciones en la secuencia. Los conectores, por tanto, en especial los temporales, serán primordiales. Este contenido será abordado en profundidad en el módulo 3.

b) Relación Causal: la información se organiza sobre la base de relaciones causales, es decir, algunos elementos funcionan como causa y otros como efecto o consecuencia.

Ejemplo:

1.- "Actualmente estamos frente a una sociedad de consumo. El objetivo esencial de estos tiempos parece ser consumir sin reflexionar convirtiendo a los sujetos en auténticos autómatas. Una de las explicaciones de este fenómeno es que en general se asocia el consumo al desarrollo o al progreso. De este modo, la persona que consume es una persona que progresa…"

Efecto: consumismo.
Causas del consumismo: relación que establecen las personas entre consumo y progreso.

2.- "La Corte Suprema rechazó, en un fallo dividido, la reconexión de Terri Schiavo a la sonda gástrica que la alimenta artificialmente y que le permitiría seguir viviendo en estado vegetativo persistente. Los jueces argumentaron que no había evidencia médica de que la mujer tuviera alguna posibilidad de recuperarse de su estado neurológico actual".

Efecto: rechazo de la reconexión de Terri Schiavo.
Causa: la no evidencia empírica de la posibilidad de mejoría de la mujer.

c) Comparación: En este caso los contenidos se organizan sobre la base de semejanzas y diferencias entre los contenidos contrastados.

Ejemplo:

"Los volcanes y los terremotos son dos procesos geológicos que alteran la forma de la tierra por erosión.

Los volcanes están formados por chimeneas o fisuras en la corteza terrestre, a través de las cuales es expulsado el magma, a diferencia de los terremotos que son movimientos producidos en la corteza terrestre. Por otra parte, los volcanes son producidos por la elevada temperatura que existe en el interior de la Tierra, en cambio, los terremotos son causados por la ruptura de rocas de la corteza terrestre".

En el ejemplo anterior se comparan los volcanes con los terremotos en función de sus similitudes (ambos son procesos geológicos) y sus diferencias (en qué consisten y cómo son producidos).

d) Problema-solución: mediante este esquema se presenta información que corresponde a uno o varios problemas y luego se alude a las posibles soluciones.

Ejemplo:

"Uno de los conflictos actuales más importantes es el nivel de cesantía. Frente a ello una de las medidas que se han tomado es proponer la jubilación anticipada y voluntaria para que el trabajador pueda disfrutar antes de los beneficios del ocio y dejar plazas de trabajo libres para contratar a personas cesantes".

En este ejemplo se plantea un problema que es el nivel de cesantía y se entrega una de las soluciones posibles, la cual consiste en jubilar anticipada y voluntariamente.

e) Enumeración descriptiva: la información se presenta a modo de enumeración de elementos con el fin de describir el asunto del que se habla.

Ejemplo:

“La habitación estaba decorada por una mesita de luz pequeña, una cama que dejaba ver el paso del tiempo, uno de esos armarios antiguos que solo se encuentran en los anticuarios, un sillón desvencijado y una repisa con libros encuadernados en cuero.”

En el caso del ejemplo anterior, se describe el decorado de la habitación, exponiendo un elemento tras otro.

Por último, es importante destacar que los discursos expositivos pueden presentar más de una forma. Así, es posible encontrar exposiciones en que hay un párrafo que se estructura como una descripción y otro como comparación. Sin embargo, la mayoría de las veces es posible determinar la forma que predomina.

5.- Las modalizaciones discursivas

Como se ha observado hasta el momento, los discursos no son formas puras, sino que se clasifican según el factor predominante considerando su finalidad y la situación comunicativa en la que ellos se emiten.

La referencia a hechos es frecuentemente modalizada por los emisores, es decir, pueden apreciarse marcas discursivas que permiten a los receptores comprender el punto de vista del emisor. En ocasiones es fácil detectar cuando el emisor está distinguiendo explícitamente en el discurso un hecho de una opinión. Por ejemplo, cuando alguien dice: la Constitución chilena me parece novedosa está manifestando una opinión, ya que está realizando un juicio de valor que es expresado a través de la palabra novedosa y modalizada por la marca de opinión me parece. En cambio, cuando se dice Chile limita al norte con el Perú, se está manifestando un hecho contrastable con la información en la realidad. En este caso, la distinción está explicitada mediante el verbo que implica una aseveración.

Las modalizaciones discursivas corresponden a palabras o expresiones que funcionan como marcas para referirse a hechos y opiniones. Un emisor empleará estas modalizaciones para distinguir hechos de opiniones en sus enunciados. Pero, ¿qué ocurre si los enunciados fueran los siguientes?:

  1. La Constitución chilena es novedosa.
  2. Creo recordar que Chile limita al norte con el Perú.

En el caso del enunciado 1, estamos frente a una opinión expuesta como hecho, dado que no hay marcas textuales que permiten evidenciar que se trata de una opinión. Lo sabemos por el contenido del enunciado. Este aspecto es especialmente relevante en el análisis crítico de los discursos emitidos en situaciones públicas de enunciación y en los provenientes de los medios masivos de comunicación, donde frecuentemente se observa la referencia a opiniones expresadas como hechos (Ej: “Con ánimo triunfante ingresaron los deportistas a la cancha”). Especial atención debe ponerse a la finalidad de los discursos en estos casos, dado que la exposición de hechos provoca un efecto de verdad y el emisor puede hacer uso de esta forma de referencia a las opiniones para validar encubiertamente su punto de vista. Veamos otro ejemplo de una opinión dispuesta como si fuera hecho:

“En Quito, el conjunto local revirtió una desventaja de dos goles y superó con categoría a Paraguay”.

En el caso del enunciado 2, se marca o manifiesta discursivamente una opinión, aunque sabemos que se trata de un hecho (y por ello se trata de un hecho manifestado como opinión). En este caso, la marca “creo recordar” funciona como marcador de duda, es decir, el emisor no está seguro de lo que dice y por eso lo manifiesta como opinión.

Cuando analizamos un texto, entonces, debemos tomar en cuenta al menos dos dimensiones:

  1. Los aspectos relacionados con las variables discursivas (modalizaciones, tipos de textos, formas de organización textual).
  2. Los aspectos relacionados con la situación comunicativa en la que se emiten los discursos (finalidad, relación entre los hablantes, actos de habla, etc.).

Por ello es fundamental distinguir entre hechos y opiniones en la realidad y cómo están expuestos discursivamente, ya que no necesariamente el discurso la expone fielmente. Por ello, es que se distingue entre exposición de hechos para aludir a la forma discursiva o lingüística en que se presenta un hecho, y la manifestación de opiniones para señalar las marcas discursivas que dan cuenta de la presencia de opiniones del emisor.

5 comentarios:

Laura Montoya Peña dijo...

¿Cómo trabajas esta información en clases? Imagino que la publicas en el blog para que los alumnos accedan a ella, pero ¿con qué propósito? ¿Información, TIC, apoyo a la clase, previa a la unidad? Te pregunto porque el blog se emplea más para trabajar la argumentación.

ime_mota13 dijo...

Excelente informacion... Me ayudo como no tienes idea.

TamaraGonzález dijo...

Está genial!! Me va a ir súper bien en la prueba!! muchas gracias!!!!! AMO ESCRIBIR!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! >w<

jocelyn cariaga dijo...

oooooh profe guido muchas gracias por su block como me cambie del santa maria ! en el junior college nos pasan mucho esta materia y me sirvio demaciado su blog ! Gracias (:

pajaquse dijo...

Gracias